Los jefes también se reciclan


Los directivos de cada empresa asumen el coste de sus estudios para promocionarse.
 
La crisis y los recortes no entienden de categorías profesionales.
Los altos directivos de las empresas "han visto las orejas
al lobo’, señala Cefeñ Soler, profesor del departamento de Recursos Humanos del centro de estudios Esade. Y la formación es ahora un arma más que socorrida para conservar su puesto de trabajo o, en caso de despido, dar un salto con red a otra compañía.
 
La incertidumbre laboral ha escalado hasta la cúpula. Tanto
es así que en la escuela de negocios Esade ha aumentado un 22% el número de matrículas pagadas del bolsillo de los altos ejecutivos