Desmitificando la internacionalización


Numerosas empresas se están planteando la internacionalización como posible solución a sus problemas, ante un escenario como el actual, no hay ni que decirlo, con evidentes perspectivas de estancamiento y con una demanda interna tanto pública como privada en débil recuperación.
Desde hace algunos años se viene haciendo un reconocimiento público como prioridad estratégica de la política económica: Las ayudas en este sentido, tanto de la Administración catalana (Acc1ó), como del Instituto de Comercio Exterior y de las diferentes asociaciones empresariales y cámaras de comercio, han sido muy importantes.
A pesar de ello, es paradigmático ver todavía que grandes
empresas de diferentes sectores no tienen implementado un plan estratégico de internacionalización, demuestran una cierta inconsciencia de los esfuerzos que ésta implica, buscan resultados inmediatos, aplican modelos equivocados y viven pendientes tan sólo de ayudas y subvenciones. Aprovechan la presencia puntual de un cliente en el exterior, un acuerdo esporádico de colaboración o bien su primera feria internacional para autoconvencerse de que ya tienen presencia en un mercado exterior.